viernes, 15 de julio de 2022

 

DE P.PENA                          15-07-2022

La fugacidad, la rapidez de vértigo con que se suceden en esta España nuestra los acontecimientos relacionados con la política y sus avatares hace que no prestemos apenas la atención debida a cuestiones truculentas  y por tanto que no intervengamos o no reaccionemos como merecen. Semana a semana quien les habla tiene ante sí la duda de elegir entre lo malo y lo peor. Evidentemente hay también cosas positivas pero , como es sabido, lo negativo siempre resalta .

El debate de la nación- o el debate sobre España como debiera llamarse- que ha anunciado importantes medidas reformistas y de apoyo a los más vulnerables que somos la mayoría,  no incluye el debate sobre la corrupción en España  sea esta de carácter político o económico. Es la corrupción en cualquiera de sus vertientes o actores algo que a lo que desgraciadamente estamos tan acostumbrados que no dura una semana en nuestra memoria y por tanto destinada al olvido. Quiero referirme por ello a dos casos recientes, uno de carácter más político en sentido institucional; el otro de carácter delictivo también pero referido a la clase empresarial de alto abolengo e ilustre prosapia: las constructoras nacionales.  

Lo de un tipo llamado Villarejo, un policía delincuente y despechado que está soltando ahora todo lo que él mismo fabricó  con una máquina de fabricar mentiras del propio Estado   es de traca.   Pero lo peor no era su capacidad de hacer el mal, sino que la basura que fabricaba fuera alentada por la ministras  y secretarias generales del anterior  Gobierno  y sus mentiras, aventadas sin descanso, por medios de comunicación que se prestaban a darle a la manivela , tertulianos, columnistas, comentaristas, analistas, cronistas, articulistas, presentadoras de televisión. El vocerío no estaba solo, no era espontáneo ni clamaba en el desierto: a la sombra de la cloaca estaban políticos en ejercicio, banqueros, jueces, empresarios, consejeros delegados, comisionistas, altos cargos. La derecha patriótica se empleó a fondo en la compra de acciones de un relato que sabían falso. Se trataba de dinamitar la fuerza de una izquierda a la que se negaba su mera existencia. Se trataba de que ese relato cobrara cuerpo hasta que la opinión pública diera por verdadera las mentiras.

Ahora confiesa y difunde que todo era falso. Pero el daño está hecho. Acuérdense de la historia de la gallina desplumada.  No cito nunca siglas  y tampoco lo voy a hacer ahora. Pero les supongo informados de la cuestión a la que me refiero. Y sobre todo , mi denuncia poco o nada tiene que ver con las simpatías o antipatías de los interesados. Tiene que ver con la democracia y tiene que ver con España donde pasan cosas como esta.

Otro asunto turbio no , directamente obsceno y mafioso tiene que ver con el hecho conocido estos días de que las mayores empresas españolas de la construcción se confabularon durante 25 años , hasta 2017,  para repartirse miles de licitaciones de obras públicas.  Durante al menos  un cuarto de siglo, que se dice pronto, afanaron  los grandes contratos de infraestructuras del país, con el más que probable detrimento patrimonial a los ciudadanos, y cerraron el paso a cientos de empresas menos poderosas que creían que podían competir por una tajada del pastel porque alguien les había contado que en los países serios existe eso que llaman libre competencia.

El ‘modus operandi’ de este  cartel de la contratación, podría servir de guion para una nueva novela de Mario Puzo, ya saben, el autor de El Padrino y sus mafias. No pretendo, líbreme Dios de semejante afrenta, acusar a los constructores de constituir una mafia; simplemente les cuento cómo actuaban: se reunían semanalmente para analizar las licitaciones de obra pública en todo el Estado. En las reuniones –es una lástima que no tengamos vídeos de esas cumbres, que en las novelas de Puzo se solían celebrar en restaurantes italianos-, las empresas decidían los concursos en que iban a compartir los trabajos, ya fuera en subgrupos o todas a una como Fuenteovejuna.

Asalta la curiosidad es cómo fue posible que este concierto para manipular el mercado se prolongara durante tantos años sin que interviniesen las autoridades competentes. Y no conocemos  si prevé la Fiscalía del Estado actuar de oficio para establecer posibles ramificaciones delictivas, que es lo más normal del mundo.  Por ejemplo, que, por falta de una competencia real, se hayan alterado al alza los precios de las obras con el consiguiente perjuicio para las arcas públicas.  ¿Tienen algo que decir el Gobierno y los partidos políticos sobre este escandaloso caso?

Quisiera ser más optimista. Pero de lo que les hablo es  de los poderes inmutables del Estado. No de esos con los que Montesquieu nos ha mantenido entretenidos durante tres siglos. Así que esto era el capitalismo, el libre mercado y todo eso.

Traten de pasar un verano fresquitos. No se me ocurre mejor deseo.

viernes, 8 de julio de 2022

 

EL JARDIN Y LA JUNGLA               8-07-2022

Escribí ya hace algún tiempo una especie de juego de rol en el que simulaba un escenario inédito en una ciudad de tipo medio como Marbella por ejemplo. El juego pretendía imaginar a distintas horas del día cómo funcionaría la ciudad si , de pronto, se esfumaran , desaparecieran por arte de magia los inmigrantes. No habría fruta o pescado al no funcionar Mercamálaga que utiliza mano de obra inmigrante, no habría recogida de basura ni limpieza de calles, no habría construcción cuyos peones de albañil son extranjeros, no habría servicio doméstico con lo que ello conlleva para los más acomodados, no funcionarían bien los restaurantes que cada día utilizan más a personal inmigrantes, no habría quien les cambiara el pañal a los ancianos dependientes etc etc etc.

Afortunadamente el juego -la pesadilla-  terminaba desvelando lo que era un simple divertimento : nada eso era cierto. La fruta y verdura llegaba, la basura se recogía puntualmente, las calles estaban más o menos limpias, los niños en sus coles, las criadas en sus tareas, la construcción marchando, restaurantes y bares repletos, los abuelitos limpitos etc etc.etc

Fíjense que en esta simulación  no hay ningún planteamiento de moralidad, ni de solidaridad, ni de justicia , ni de tolerancia, ni de diálogo, ni de zarandajas: tan sólo egoísmo puro y duro. No hay lugar para los sentimientos, ni para las ideologías; hablo tan sólo de intereses, de chantajes  y conveniencias. Por eso no oímos a casi  ningún empresario que se precie cuestionar la necesidad de esta mano de obra barata; son muy pocos quienes desearían que quienes cuidan el jardín de nuestra comodidad, de nuestra estabilidad en la prosperidad  fueran  invisibles, trabajando y sin cotizar, que vengan cuando haga falta y se vayan después,  de usar y tirar en una palabra.

Josep Borrell ofrecía  en una entrevista este mismo año a un periódico nacional a raíz de uno de tantos y tantos asaltos a las vallas de Melilla  una versión refinada del problema de la inmigración a escala europea con Africa entera a nuestro sur llamando a las puertas   comparando a Europa con “un jardín a la francesa” cercado por la jungla, afirmando que “ si no queremos que la jungla se coma nuestro jardín tenemos que espabilar”.

Preguntémosnos por qué el jardín es jardín y la jungla, jungla. ¿De dónde vienen las herramientas, los materiales, el tiempo libre, el dinero, que nos han permitido cuidar cómodamente del jardín. ¿A qué, a quiénes, debemos nuestro bienestar? El chovinismo europeo que Borrell encarna bien es la versión geopolítica de la desfachatez de los  acomodados, que creen que tienen derecho a todo por la gracia de Dios y porque lo han ganado con el sudor de su frente sin que nadie les regale nada.

La miseria que empuja a millones de seres humanos contra las altas vallas que rodean nuestro jardín  tiene una complejísima ensalada de causas. En cuanto a las soluciones, también complejas , exigen todo menos simplezas como las escuchadas hace unos días en boca de nuestro presidente del Gobierno. Pero admitamos al menos que es una verdad de Perogrullo y es que existe una relación directa, elemental, entre ese bienestar que nos preocupamos de proteger y el malestar desesperado de quienes se consumen en los océanos y muros con concertinas tratando de escapar de la miseria y la persecución de sus lugares de origen . Y ninguna inmoralidad , sentido de culpa, solidaridad, empatía etc etc por nuestra parte, los moradores del jardín francés del que hablaba Borrell.

“Hay que ser contundentes contra la inmigración, detrás hay mafias”, proclama la ministra de Defensa. Es un espíritu loable y necesario, este de emplear contundencia hacia todo aquello tras lo cual haya mafias. Nada de mafias: que caigan todas. Por favor , escuchemos atentamente a Villarejo que las va desgranando una a una en un rosario interminable,  hasta la FIFA, la banca y las eléctricas, los grandes medios, y por supuesto las mafias del negocio de la migración .  Lidere la ministra Robles esta insurrección tan grandiosa como necesaria. Y déjense de palabras tan bonitas como hueras.

 

domingo, 3 de julio de 2022

 

HIPOCRESÍA    1 -07-2022

El escultor y pensador Félix Martin Vilches ha escrito que “Juan Genovés, el  pintor del famoso cuadro “reconciliación”, se estará revolviendo en su tumba si desde el más allá observa que nuestro presidente del gobierno ha pactado estos días en Madrid el rearme mundial con el presidente de la OTAN Sr Stoltenberg” justo delante del conocidísimo cuadro que sigue inspirando valores absolutamente opuestos a lo planteado por los dignatarios. Lo mismo podría decirse de Velázquez si comprobara que delante de sus “Meninas” se han hecho la foto de familia una serie de hombrecillos del arco atlántico que dicen saber cómo preservarnos de la guerra y asegurarnos la paz mundial   sin aclararnos en qué consiste su concepto de paz.

El éxito estratégico de la Alianza es inseparable del fracaso estrepitoso de la guerra de Ucrania y de nuestra implicación en ella .  Madrid versus Kiev. Todo lo concerniente a Ucrania  es un espejo cóncavo donde podemos mirarnos y reconocer nuestras vergüenzas . La geopolítica está impregnada de hipocresía. La nueva OTAN que surge de Madrid configura un nuevo marco de confrontación entre potencias para hacer frente a Rusia y sobre todo a China como potenciales amenazas para nuestra paz, la paz de los acomodados de este planeta.  No dicen - pero no hace falta porque no somos tan tontos- que esto implica obviamente más  socios, más gasto armamentístico, más innovación en tecnología militar y más riesgo de nuevas guerras.

Y , por supuesto, no dicen que  este nuevo concepto de preparación para la paz y para la guerra al mismo tiempo es en sí misma una grave amenaza para afrontar el cambio climático y la desigualdad social en el mundo. Estos sí que son los dos grandes problemas que necesitarían de una fuerte alianza de países comprometidos. En términos geopolíticos esta OTAN renovada supone la definitiva sumisión de Europa a los EEUU . En cuanto a nosotros, los países del sur de Europa, lo que llaman la frontera sur , las políticas de defensa y de seguridad estarán enfocadas a controlar el terrorismo y la inmigración que para algunos es la misma cosa.  Es decir, la política de seguridad versión OTAN , en palabras del presidente del gobierno , van enfocadas a “resolver bien”, sin salpicaduras de sangre los intentos de salvación de seres humanos que reivindican el derecho a una vida mejor, que huyen de la miseria y la violencia , como los caídos en Melilla esta misma semana. La semana trágica de Melilla podríamos considerarla.

La Historia, las hemerotecas, nos recuerdan la locura colectiva que generan los climas bélicos , las organizaciones armamentísticas aunque vengan disfrazados de seguridad y paz. Lo estamos viendo en Ucrania. Lo básico en la resolución de conflictos es  que en la guerra, como en el amor, para acabar es necesario verse de cerca. Que la guerra es la salida cobarde a los problemas de la paz, como escribió Thomas Mann. Y que una nación, todo un conjunto de países  que gastan más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a su muerte espiritual. Repito, aunque hablen de paz en realidad nos están anunciando la inevitabilidad de la guerra.

Nota: dedicado a Angela de La Villa a quien este tipo de cosas le hizo la vida insoportable y decidió irse también esta misma semana.

martes, 21 de junio de 2022

 

TRIUNFO ARROLLADOR                          21-06-2022

Al día siguiente de las elecciones andaluzas proliferan los  análisis más o menos concienzudos  sobre las razones de los respectivos triunfos o fracasos. Yo creo que se necesitaría un hervor más para dejar que descansen las mentes y las lenguas. Por mi parte no pretendo analizar nada pues no me atrevo a tal ejercicio que requiere de datos y hasta  de sociología inexcrutable para saber lo que ha pasado . Lo que sí hago es comentar algo al respecto puesto que antes de jugarse el partido le hemos dado tal importancia que ahora pretender silenciar el resultado puede ser mal entendido.

Lo primero que hay que comentar es que estamos ante un triunfo arrollador de la coalición electoral Derecha político – mediática  en Andalucía. Porque ha sido una coalición perfecta : al parecer nunca se ha dado el caso de que prensa como  La Razón, Granada Hoy, Huelva Información, Diario de Jerez, Diario de Almería, Diario de Sevilla, Diario de Cádiz y El Día de Córdoba coincidieran el día de antes de las elecciones, día para reflexionar  en la misma portada vaticinando el triunfo por goleada. Eso sí que es puntería. Venían todos ellos escribiendo y hablando  sobre un éxito seguro y sólo discrepaban sobre el modelo del mismo: unos apuntaban al modelo húngaro o polaco  de coalición derecha-ultraderecha y otros apuntaban al modelo cubano de prensa única y mayoría absolutísima . Y han sido estos quienes acertaron porque una parte de la ciudadanía cambió de papeleta en algún momento.  

Parece mentira porque no  era sencillo, pero la coalición  formada por PP-Vox-Atresmedia-Mediaset-Grupo Joly-Vocento-COPE-etcétera implementó la operación con precisión de bisturí. Se trataba de liquidar a Ciudadanos, partido ya inservible para la coalición  y transferir sus 650.000 votos de 2018 desde la cuenta naranja a la cuenta corriente del caballo ganador y hacer caja del buenismo del presi que ha conseguido a base de hablar bajito y parecer suave que un puñado nada despreciable de votantes se fueran tras el utilitarismo  como mejor forma de ahuyentar al lobo.

Además de una especie de venta de la imagen personal en que se basó la campaña funcionaron otros elementos pero destaco dos : 1. la  apropiación de los buenos datos tanto de empleo tras la reforma laboral de Yolanda Díaz como de llegada de fondos europeos como, en general , de las decisiones del gobierno central  que o se silenciaron o se presentaron como propios. Y otro elemento meritorio ha sido la  creación mediante encuestas, tertulias, portadas e informativos del poder mediático de todo un  escenario óptimo difícil de batir por los demás. De cualquier forma no se puede cuestionar el mérito de la operación, además jugando en campo contrario pues siempre se ha dicho que Andalucía era tierra de rojos, pero que a la vista de estos y otros resultados anteriores  no deben serlo tanto cuando prefieren la siesta a las urnas.

Ahora me temo que la citada coalición política mediática arrolladora pretenderá revalidar su éxito llevando en volandas a otro gallego a la Moncloa. Pronto empezaremos a ver cómo  las encuestas le hacen  el pasillo  anticipadamente a modo de entronización  para que la audiencia pueda ir percibiendo su moderantismo.  Encuestas que   , como es lógico, no sirven para recoger opiniones sino para crearlas entre  gente poco informada que no saben/ no contestan , que es  al fin y al cabo  quienes deciden en las urnas. Porque convendremos en que ricos  no hay tantos como para llenar las urnas de votos conservadores. Pobres  o empobrecidos sí  hay más que suficientes para llenarlas pero suelen  pelear siempre a ver quién la tiene más grande;  la torpeza, la idiotez y la tozudez obviamente.

Aparte del triunfo indiscutible de la coalición derecha político-mediática, destaco otra valoración más si bien en un tono sarcástico que el oyente sabrá percibir , referida esta a las izquierdas tanto la nacional como la local. Una es que será imposible en el futuro que la izquierda nacional lo haga peor  . Mientras la Derecha político-mediática sacaba el armamento pesado, ella, la izquierda nacional decidía ir a la guerra en tirachinas y poquísima ilusión teniendo al gobierno de la nación como referente tangible. 

Y en cuanto a la izquierda más de andar por casa como  Adelante Andalucía y Por Andalucía decidieron, repito, de-ci-die-ron que, a pesar de la Ley D’Hont, era buena idea que los electores de izquierdas dividiesen su voto entre dos opciones gemelas y que tampoco pasaba nada por dejarse por el camino 10 escaños. A ver si en la próxima convocatoria, la suma de Por Andalucía + Adelante Andalucía + Vamos Andalucía + Andalucía por sí,+ Venga Andalucía etc etc  es capaz de representar a tanta ciudadanía andaluza tan precarizada, tan tocada, tan hundida como  necesitada de que les representen como corresponde. Como pobres pero con dignidad e inteligencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

jueves, 16 de junio de 2022

 

ELECCIONES : UNO SE PREGUNTA       15-06-2022

Hay una política seria y otra de opereta con sus escenificaciones y alharacas. Entre la ciudadanía   los hay   que dicen que la política de verdad es lo que sale en el BOE o en el BOJA y que el resto es filfa, relato lo llaman ahora. Que son las leyes las que cambian de verdad la vida de la gente y que las palabras, al fin y al cabo, se las lleva el viento. Suena razonable pero, en realidad, es una noción de la política enormemente ingenua . Si fuera así se valoraría que este Gobierno ha logrado aprobar nada menos que 140 leyes en estos tres años , con fórceps, sí pero ahí están para la historia del reformismo en el país , algo sin parangón en nuestra historia; la última de anteayer , hacer que el derecho a la sanidad pública sea universal , casi nada. Otra cosa es que la gente lo sepa, que  el propio gobierno lo sepa comunicar adecuadamente  o que le dejen hacerlo. 

Por el contrario , la política en estos tiempos es ante todo política electoral y eso significa el hábil manejo de tres asuntos :  el de la comunicación o el relato que hay que maquillar hasta hacerlo digestible;  el del marketing fruto de la inversión que se ponga sobre la mesa para conseguir el poder y el de la demagogia que se emplee partiendo de que la mayoría social se lo traga todo. ¿ Dónde queda aquello de Julio Anguita de programa, programa programa? Han sido sustituidos por los tres factores citados de relato aunque sea manipulador , de marketing es decir, propaganda y manejo de los medios, y de mucha demagogia partiendo del concepto de que la gente es boba. Y tengo una encuesta particular que me dice que más de la mitad no lo son. Reconozcamos- eso sí-  que  hace tiempo que la política no está en manos de la gente más virtuosa de cada lugar y eso se nota; que a la política debieran dedicarse los más capacitados y más racionales que saben interpretar los momentos y hacer de cada decisión una cuestión de responsabilidad, se esté en el gobierno o en la oposición. Y eso se padece. 

Es evidente que si los andaluces decidieran su voto en función de quien puede gestionar mejores servicios públicos, mejor sanidad y mejor educación, optarían por determinadas candidatas y candidatos pues suman  programa combinado con experiencia de gobierno . Pero una buena parte de la ciudadanía , desgraciadamente, parece no atender a esas razones. Si en lugar de escuchar relatos adulterados atendiéramos a la realidad de las cifras podríamos basarnos para votar  que  en Andalucía  nada menos que 2,2 millones de andaluces son pobres y están en riesgo de exclusión social, según Cáritas , no lo digo yo. O que somos la segunda Comunidad Autónoma con el PIB per cápita más bajo de España.

Deberíamos tener bien presente que los servicios públicos son muy mejorables y además están siendo sustituidos por la gestión privada que ve en ellos una fuente de negocio. Véase el caso de las escuelas o de las clínicas privadas. Falta profesorado para atender bien a los niños y , sobre todo, faltan recursos para atender como merecen las necesidades educativas especiales , verdadera piedra de toque para comprobar la  igualdad de oportunidades , tan cacareada como poco cierta.

 

Y cómo no, deberíamos tener presente  el tema sanitario en esta tierra de María Santísima . No hacen falta datos, sólo escuchar a la gente. Baste un botón como ejemplo si – tal como me dice en privado una oyente- en el Virgen del Rocío de Sevilla , en su unidad de Oncología pediátrica estaban ayer  a 40º y sin aire. Solo con abanicos. Uno se pregunta si la democracia es tan débil como para que se pueden ganar   elecciones solo a base de utilizar habilidades mediáticas , poner cara de bueno , parecer suave , una cara bonita, mostrarse como una frescachona y hablarle a la gente como si fueran bobos  , sin explicar con seriedad cómo intentar hacer la vida de las personas más llevadera  . Pues eso parece.  La democracia no consiste sólo en votar, es cierto; consiste en defender y practicar valores sociales universales. Y para eso hay que alejar los peligros que la amenazan . Por eso hay que votar. Y con rabia. Porque si no votamos puede ser peor. 

 

 

 

 

                                   

 

 

lunes, 6 de junio de 2022

 

FRENTE A LA DISTOPÍA                3-Junio -2.022

El pedagogo malagueño Santos Guerra nos explicó en un artículo escrito hace ya muchos años que existen hasta “22 formas distintas de matar una idea” . Una de ellas es considerar dicha idea como utópica, es decir, irrealizable, fantasiosa, poco útil y , por tanto, despreciable. Es justo lo opuesto de lo que Eduardo Galeano el escritor uruguayo enfatizó cuando escribió que las utopías sirven para caminar, para avanzar aun cuando las metas se nos antojen inalcanzables.

Si mezclamos este concepto de utopía como algo difícil, lejano pero que merece la pena luchar por conseguirlo con ese otro que llegó a nuestras vidas en plena pandemia que es el de resiliencia tendremos la combinación perfecta para no resignarnos ante la adversidad de los malos tiempos y pelear. Recordemos que en la fase álgida del virus se utilizaba mucho el término resiliencia para revindicar una suerte de capacidad o de voluntad  de adaptación frente a la adversidad , para no dejarse llevar por la desazón de las cifras, mostrar una voluntad firme para resurgir de las cenizas cuando todo a nuestro alrededor nos amenaza, un rearmarse y darse por derrotados cuando todos a  nuestro alrededor hablan de la certidumbre del fracaso. Es justamente aquello que leí en una pintada sobre un muro abandonado en El Puerto de Santa María, hace ya también muchos años , que ponía : “ si luchamos podemos perder pero si no luchamos estamos perdidos”.

Y ambas palabras y conceptos- utopía y resiliencia- me vienen a la mente así juntas , reforzándose mutuamente para enfrentarlas a una tercera palabra también de moda estos tiempos que es distopía. Confieso que yo no tenía muy claro hasta hace poco que se quería decir con distopía; la leía , la escuchaba por doquier especialmente en boca de tertulianos y no acertaba a comprender su significado aunque sí su contexto, obviamente.  Concibo la palabra distopía como una especie de descreimiento de todo en general, como un disparate, así abiertamente. Una forma de huida de la realidad, un abandono de las ideas y de los principios, un apostar por opciones que nada tienen que ver con la razón y sí con la irracionalidad.

Hoy día tres de Junio de 2.022  , día en que comienza la campaña electoral en Andalucía, las pongo las tres en valor a los efectos oportunos. No suelo poner ni acrónimos ni nombres propios en estos artículos pues los oyentes y lectores avezados no los necesitan.

Justamente de utopías históricas y venideras trata la novela del maestro sampedreño Manuel Mellado recientemente publicada con el título de “ La irreductible naturaleza de ser libres”. Partiendo de la experiencia histórica y revolucionaria de muchos luchadores por la libertad y la justicia social aquí en nuestra España , guiados por las ideas libertarias en el contexto de la Segunda República y la Guerra Civil , Mellado traza un puente histórico  para trasladar la acción de la novela  hasta cien años después en el año 2.031 y da vida a unos personajes que logran resurgir y germinar las utopías y resiliencias de sus antepasados como forma de enfrentarse y sobrevivir a los tiempos distópicos venideros.

Sea por pura fantasía literaria, sea una especie de aguijón que el autor ha querido utilizar para alertarnos y mantenernos despiertos, lo cierto es que necesitaremos a muy corto plazo mucha gente soñadora que no tire la toalla fácilmente. Como dicen que dijo Sandro Pertini , presidente que fue de la República italiana “ en la vida hay momentos en los que es necesario luchar no solo sin medios sino sin esperanza”.  Este puede ser uno de ellos. Faltan apenas nueve años y la amenaza no duerme.

 

 

viernes, 27 de mayo de 2022

 

ATRAPADOS     27-05-2022

Los atascos en las carreteras forman parte del día a día de muchas personas. De hecho, España es uno de los países de la Unión Europea que más sufre de este mal de carreteras. Contribuye a ello multitud de factores como la densidad de población instalada en determinadas áreas territoriales  como es el litoral mediterráneo o el desarrollo de la actividad económica que exige muchos desplazamientos. Según las estadísticas consultadas a Tráfico en nuestro país los conductores sufren una media de 30 horas extra al volante cada año por culpa de los atascos de tráfico. Eso de media en España pero , como casi siempre  las estadísticas fallan, los datos que padecemos por aquí, por la Costa del Sol son muy pero que muy diferentes. Aquí la norma es que un conductor o conductora pierda cada día en un trayecto pongamos Fuengirola-Estepona esos 30 minutos pero no anuales sino diarios.

Además de los retrasos producidos por  los atascos haciendo que un número importantísimo de trabajadores, profesionales, autónomos , empresarios etc, lleguen tarde o muy tarde  a sus respectivos trabajos o lugares de destino  con los consiguientes perjuicios para quienes los esperan y para el normal desarrollo de sus agendas personales, además de eso repito , los atascos tienen consecuencias que pueden afectar directamente a la salud física y mental de quienes los padecen dentro de un coche, normalmente un habitáculo pequeño. Los expertos les llaman microestresores , es decir, pequeños problemas que provocan alteraciones psicológicas y , con frecuencia, otros síntomas asociados como irritabilidad, pérdida de concentración, ansiedad etc etc. Así hay que imaginar que un profesor que día tras día sufre los atascos para ir a su trabajo desde Fuengirola a Estepona o viceversa , pongamos por ejemplo, puede producir más bilis que enfrentándose a los muchachos durante 6 horas diarias.  Y encima debe llegar  a su trabajo o a su casa de regreso donde tiene que mostrarse -alegre y transmitir entusiasmo.  

En general se puede afirmar que la imagen de miles de coches atrapados en una carretera o autovía sin poder hacer nada para escapar ella es la viva imagen de una distopía de nuestro tiempo, la de poder disponer de un gran coche capaz de alcanzar confort y velocidad para disfrute de su conductor y al mismo tiempo verse inmovilizado en su interior  por las circunstancias que la misma sociedad, los mismos individuos han contribuido a crear. Y es que carreteras y autovías pensadas un día para conectar a personas y bienes hoy son auténticas vías de in-comunicación y desesperación.

Hasta aquí nada de particular, todo esto  es sabido y es creíble. Pero tratándose de la zona en que vivimos hay que añadir algunas cuestiones. Por ejemplo, ¿ por qué tantos atascos? Respuesta corta : porque hay muchos accidentes a mucha velocidad , muchos alcances, poca distancia entre coches que van en la misma dirección. En su día participé en un estudio que estimaba que entre Marbella y San Pedro o viceversa  circulaban en las horas punta   más de 70.000 coches en una hora. Esta cifra seguro que ha aumentado con el paso de los años. Quiere decir que mientras el número de vehículos ha aumentado, las carreteras o vías por las que se circula no lo han hecho en  la misma proporción. Sigue estando ahí la 340 convertida en autovía y poco más.

Tres son a mi juicio los perjuicios derivados de la falta de medidas adecuadas para disminuir este estado de cosas. Uno de ellos es el ya citado del número de horas perdidas atrapados en un coche produciendo bilis   sin poder salir. ¿ Quién valora el precio de tantas horas perdidas, improductivas  de tanta gente tantos días al año? Nadie. Y sin embargo sabido es que el tiempo es la primera medida del coste de un producto en una sociedad de mercado. Luego está el tema de la contaminación . ¿ Quién valora la cantidad de CO2 emitido a la atmósfera por tantos coches parados o semi durante tantas horas y tantos días? Nadie. Y luego nos quejamos del cambio climático.  Y tercero, lo comentado antes : ¿ quién valora el estado de ánimo, la irritabilidad, la afección a la salud mental y física de los conductores y sus secuelas y consecuencias? Nadie. Añadiría uno más en clave burlesca : atrapados en los coches sin poder huir ni avanzar es el lugar donde más blasfemias se pronuncian y más sapos y culebras salen de sus bocas  , con lo cual ya me dirán si no son candidatos como mínimo al purgatorio.

En tiempos yo solía aplicarme una máxima que decía que si planteas un problema y no planteas la solución puedes convertirte  en parte del problema. Así, cuando hacía una crítica hacia los administradores de lo público como era mi deber, siempre trataba de ofrecer alguna alternativa.  Ahí van mis propuestas  : Primera medida : Liberalización del peaje de la autopista YA. Es un lujo tener una autopista solitaria en paralelo a una autovía atascada y tener que pagar por ello.  Es injusto hacer padecer a la inmensa mayoría pudiendo adoptarse una medida como esta cuyo coste puede incluirse en los presupuestos generales.. DOS : acceso a la Carretera de Ronda desde Puerto Banús pues es el tramo más conflictivo precisamente por no desagregar la circulación de quienes van hacia Ronda lo antes posible.  TRES : descartado el tren de la Costa del Sol, la Junta de Andalucía y los Ayuntamientos de la zona  bien podrían poner en marcha vehículos lanzadera que unieran permanentemente los núcleos de población con sus apeaderos correspondientes. ¿ No se hizo en su día con el tren Torremolinos-Málaga?

Pues, ea, ahí lo dejo. Denle dos vueltas al tema.  No ustedes sino Ayuntamientos, Junta de Andalucía y Gobierno Central

 

 

 

 

  DE P.PENA                           15-07-2022 La fugacidad, la rapidez de vértigo con que se suceden en esta España nuestra los acontec...